miércoles, 9 de agosto de 2017

Situaciones Oculares III

Este post, terminará el tema tratado en dos de mis posts recientes (aquí el primero y acá el segundo) relatando mis aventuras con la prótesis ocular.

En este post cuento que me he reivindicado un poco anter mis propios ojos (Ojo! Sólo uno, jajaja) en mi manejo de la prótesis. La vez pasada conté que descubrí que la prótesis estaba cabeza abajo y que me sentía un completo inútil al haberla inserado mal.

Sin embargo, la semana anterior, quise sacarla de manera normal y tuve mucha dificultad. La razón... de nuevo estaba al revés. Pero esta vez estaba 100% seguro que la había insertado correctamente. Probablemente había girado durante el sueño o al frotarme los ojos (se me olvida que no debo hacerlo con fuerza).
Tuve que hacer circo, maroma y teatro para sacarla, limpiarla e insertarla de nuevo. Obviamente, de manera correcta, con el punto hacia arriba.

La misma situación se repitió este viernes pasado: me desperté y ví que la prótesis estaba muy fuera de lugar. La pupila apuntaba hacia afuera, hacia el lado derecho, dándome un aspecto muy raro en el espejo.
Al tratar de acomodarla me di cuenta del problema: ¡estaba cabeza abajo de nuevo!

Así que llegué a la conclusión que la prótesis puede girar y que no es que yo la inserte mal. Sin embargo, hay que practicar para que no se dificulte sacarla. El hecho de que gire puede que sea razón de alegrarse: significa que la hinchazón de los tejidos internos ha bajado.

Y, no se preocupen: por un tiempo, este será el último post sobre el tema, que ya ha sido demasiado.

8 comentarios:

  1. Vaya, ya me estaba acostumbrando a leer sobre tus ojos sin tener sensación de desagrado, jajaja.

    Me alegro de que la hinchazón vaya desapareciendo, y ya verás cómo con el tiempo le vas cogiendo la vuelta a eso del quita y pon.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí la llevo, el secreto es practicar. Espero pronto poder hacerlo con facilidad. Saludos!

      Eliminar
  2. Recuerda a mi profesora de alemán, jajaja: práctica, práctica y más práctica. Es una situación totalmente nueva para ti con la que tienes que hacerte a vivir...espero que el próximo post ocular será contando lo lejos que quedan estos primeros tiempos de apuro y lo fácilmente que lo has integrao como un gesto cotidiano en tu vida.
    Abrazos y ya casi feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, he estado practicando. Esta semana lo he hecho 3 veces... Incluso un día la prótesis se me escapó de las manos, cayó en el lavabo y estuvo desparecida por unos minutos jejeje
      Veremos como salen las cosas...
      Abrazos y a prepararse para el fin! ¿Qué bacanales tienes planeadas?

      Eliminar
  3. Hola, Alex :-) Durante la fase REM del sueño la musculatura de las cuencas oculares hace movimientos rápidos y bruscos, quizás podría ser esa una explicación. En todo caso, como bien se dice, la práctica hace al maestro. Bueno, y ojalá que la hinchazón pase pronto y que todo vaya bien, cielín. Yo estuve 13 años con dolor crónico de garganta, y cuando pasó fue como nacer de nuevo, jeje. Un fuerte abrazo, y adelante con todo :-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo también pensé en el sueño REM como una posible explicación. También puede ser cuando me froto los ojos sin darme cuenta.
      La hinchazón debe bajar antes de que hagan la prótesis definitiva (en un par de meses).
      Dios mío! 13 años! Eso es aguante!
      Un abrazo!

      Eliminar
  4. y si usas una prótesis con diseño diferente? algo como un ojo de gato o un iris mas grande?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por el momento espero a tener una normal: el hecho de no tener un ojo casi saliéndose de la cuenca es cambio suficiente.
      Aunque durante el proceso de medición, me pusieron una prótesis de color azul muy claro y mis ojos parecían los de David Bowie (buscaré a ver si tengo la foto)

      Eliminar