jueves, 18 de mayo de 2017

Cirugía

Hace un par de años comencé a tener problemas con mi ojo derecho. Aunque había estado ciego en ese ojo por años y estaba afectado de glaucoma, no me había afectado más. Así que fue una sorpresa cuando tuve bastante dolor en ese ojo por varios días.

Decidí ir al hospital Moorfields para una revisión en la sala de emergencias. Soy paciente de Moorfields debido al glaucoma, así que tenían mis records a la mano. De urgencia me dieron analgésicos y gotas para reducir la presión en el ojo.

Desde ese día mi ojo comenzó a sobresalir más y más de su órbita, resultando en un poco de dolor y un aspecto bastante feo.

La prognosis no era nada buena: uno de los doctores me dijo que eventualmente iban a tener que extirparlo. Podía durar así muchos años, pero si el ojo me daba problemas, tendría que hacerse de emergencia. Me ofrecieron la opción de continuar con los tratamientos que tenía o pensar en remover el ojo. Yo la verdad no tenía muchas ganas de hacerlo, así que decidí esperar un tiempo.

Sin embargo, desde hace unos meses el aspecto que tenía mi ojo era horrendo y me estaba dando un dolor constante, no intenso, pero muy frecuente. Así que a principios de este año, me decidí que la operación era la única solución. Después de un tiempo, se fijó la fecha para el diez de Mayo.

De la operación no hay más que decir: llegamos muy temprano al hospital, y me preguntaron si quería ser el primero en entrar a las cirugías. Accedí sin pensarlo y en unos minutos estaba en el teatro de operaciones. Me dieron anestesia general y no supe nada más. Cuando desperté, Jonathan estaba a mi lado y yo tenía un vendaje que me cubría toda el lado derecho de la cara.

Ya ayer me quitaron el vendaje: es un poco extraño ver mi ojo “vacío” (en realidad tengo un plástico transparente para protegerme de las infecciones) y no sentir ese dolorcito de fondo al que ya me había acostumbrado. El aspecto ha mejorado mucho, ¡imagínense como estaba que el hecho de no tener nada allí es mejor!

En fin… cuestión de acostumbrarse.


jueves, 11 de mayo de 2017

Suspensión

Si todo sale bien, para cuando este post se publique estaré recuperándome de una cirugía menor.
Así que... el blog queda suspendido hasta nuevo aviso!
Nos vemos pronto!

domingo, 7 de mayo de 2017

Injusticia

En los días de trabajo, pongo el despertador a las 5:50am. Me levanto con pocas ganas y normalmente estoy en piloto automático hasta las 8am (generalmente cuando ya voy en el tren hacia el trabajo).

Asi que.... porqué diablos este bendito Domingo, día de descanso y sin preocupaciones, me desperté antes de las cinco am? Completamente despierto, nada de modorra, nada de flojera.

En serio que no se vale...

lunes, 1 de mayo de 2017

Corre, Que Te Alcanzan

En aras de perder peso y de hacer ejercicio, el Lunes pasado corrí por casi dos horas continuas.

Bueno, no exactamente corrí las dos horas, pero al menos, así me sentí a los pocos minutos de iniciar un nuevo programa de ejercicio que Jonathan y yo estamos tratando. El programa consiste en alternar un par de minutos corriendo y un par de minutos a paso veloz (al menos así es la primera semana) con miras a ampliar gradualmente el tiempo de correr.

El objetivo global del programa es ser capaz de correr 5K en unas semanas, de allí nombre: Couch to 5K.

Hasta el día de hoy lo hemos hecho 3 veces, pero yo creo que vamos a ignorar la guía del programa. La verdad estamos tan fuera de forma que los primeros días nos han dejado exhaustos y con dolor muscular al día siguiente. Así que yo creo que vamos a extender la primer semana del programa a por lo menos otras dos semanas, para ir tomando condición.

Y es que el problema de la “edá” es que cada vez me es más y más difícil perder peso. Y honestamente, el no perderlo me decepciona bastante y eso generalmente me hace desistir de mis intentos.

Pero bueno, esperemos que esta vez vaya mejor, ya que lo estoy haciendo en pareja.

Ya les comentaré como se desarrolla este programa.