viernes, 29 de agosto de 2014

Ingenuas Confesiones De Una Ingenua Juventud: Antonio (1) - NSFW

Hace muchos años, cuando yo era joven e ingenuo (como opuesto a viejo e ingenuo) salí con un tipo.

Llamémosle Antonio por el momento. Y si al sujeto de la confesión pasada lo contacté por medios arcaicos, a  Antonio lo conocí por algo aun más antediluviano: un anuncio en una revista.
Había en aquel tiempo algunas revistas baratas, baratas para gays. Y en ellas venían una seccion de avisos personales. Así que allí me tienen, creando un apartado postal en las oficinal del Servicio Postal Mexicano para recibir mi "correspondencia sucia". Y pues contacté a varios, de los cuales TODOS me asustaron. Comprendan, eran tiempos diferentes y yo tenía 22 años y era miedoso. El único que que no me asustó: Antonio. Le mandé una carta y él me contestó. Yo le respondí y en su segunda carta me sugirió conocernos.



En sus cartas me dijo que iba de negocios a SLP cada semana, miércoles y jueves. Resulta que no vivía en SLP, sino en Cerritos, un pueblo o ciudad muy pequeña a una hora y tanto de distancia. Confieso con pena que mis prejuicios sobre alguien de pueblo eran grandes, pero en sus cartas era alguien agradable y yo pensé "por qué no?". Acepté la invitación, mediante el intercambio de mi número de celular y la idea de que me llamara a las 2 de la tarde del primer miércoles después de recibir mi carta (era el momento en que yo caminaba de mi trabajo a mi casa, así que podía hablar libremente).

Me llamó puntualísimo al siguiente miércoles. Me sorprendió con una voz varonil y un trato muy cortés. Creo que también le agradé, ya que inmediatamente sugirió conocernos esa misma tarde. Le expliqué que yo salia de trabajar a las 7 y quedamos de vernos. Llegué al lugar y hora acordados y me llamó a mi celular, inmediatamente me ubicó y se acercó. Era un tipo más alto que yo, de 25 años, de piel clara pero quemado por el sol. No era muy guapo, pero tenía atractivo varonil y bigote. No recuerdo bien, pero tenía panza sin estar gordo (no que yo fuera un adonis, eh!). Salimos a tomar un café. Quedamos en que me llamaría el siguiente miércoles a la misma hora.

Y si yo era un closetero con miedo de que lo descubrieran siendo gay, Antonio tenía pavor. Íbamos al lugar al que íbamos porque nadie allí lo conocía. Siempre estaba volteando para todos lados, en caso de ver a alguien conocido. Todo el tiempo que salimos, me dijo que tenía mucho miedo de que su familia se enterara. Yo lo achaqué al hecho de que venía de un pueblo mas pequeño que SLP.

Salimos varias veces, siempre a tomar un café en el mismo restaurante recóndito, casi saliendo del centro de la ciudad. Hasta que me dijo que quería conmigo.

A diferencia de Josué, Antonio sí tenía lugar: un departamento donde se quedaba durante las noches que pasaba en la capital del estado. Así que allí me tienen, yo frikeado porque no sabía si me atrevía o no. En esos tiempos, ¡pasar la noche fuera de mi casa era impensable para mi! Platicamos y planeamos y decidimos ir la siguiente semana, cada quien bien preparado.

Recuerdo que le pedí a mi jefe permiso de salir temprano del trabajo ya que tenía un compromiso. En mi casa avisé que iba a llegar un poco tarde porque tenía mucho trabajo. Nos vimos en el mismo lugar de siempre y tomamos un camión para llegar al mentado departamento. Al bajarnos del camión, su paranoia volvió a activarse. Me dio la dirección y me pidió que esperara unos minutos. Al tocar el timbre él abrió inmediatamente y me hizo pasar. Subimos tres pisos hasta llegar al departamento...

2 comentarios:

  1. ... y luego? detalles, detallesssss jajajaa

    yo siempre he sido temeroso de lo desconocido, nunca pude ligar por internet ni nada de eso, aunque si me he visto con desconocidos, ah soy demasiado cobarde como para abordar una situación, siempre me llegan a mi jajajaja

    salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues continuara el proximo viernes...
      Hay veces que hay que animarse. Yo en ocasiones siento que cuando fui mas joven desperdicie muchas oportunidades...

      Eliminar