viernes, 10 de octubre de 2014

Duro Y A La Cabeza...

¿Han escuchado a algunas personas que dicen cosas como las siguientes?

– Empecé a ir al gimnasio y no puedo parar. ¡Me enamoré del ejercicio! –
– ¡Comencé a correr y ya nunca me detuve. ¡Adoro la sensación de hacer ejercicio! ¡Nunca me sentí tan vivo! –

Yo volví a retomar mi costumbre de ir a correr en las mañanas y la neta NO ME IDENTIFICO con esas declaraciones: cada vez que voy a correr me siento como si me estuvieran golpeando en la cara con un costal lleno de cangrejos...

8 comentarios:

  1. lo mismo me pasa...
    lo peor para mi es hacer ejercicio en las mañanas, me deja totalmente fatigado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tambien lo detesto, pero descubri que si no lo hago en la mañana, no lo hago en todo el dia, asi que... ni modo...

      Eliminar
  2. jajaja eso lo dicen los que ya están del otro lado, a las personas normales como nosotros nos pasa como tu dices.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad que si? Ya sabia yo que no era el unico!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Jejeje, te entiendo, pero es que yo quiero bajar esta panza horrenda que me cargo...

      Eliminar
  4. Y yo que pense que esto que lo del ejercicio era el unico que no le gustaba. jajaja.

    Un fuerte abrazo y te invito a pasar por mi blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, creo que es muy comun...
      Ya me di una vuelta por tu blog!

      Eliminar