martes, 3 de noviembre de 2015

Galleta

Para un post similar, pulsa aquí.


No supe bien como fue que estaba yo tirado en el suelo o en el pasto... Mucho menos la razón por la estaba forcejeando con un desconocido.

Intento levantarme pero el tipo, sentado a horcajadas sobre me, me empuja al piso una y otra vez.

De repente el tipo está sin camisa (ya era de esperarse, no?) y trata de forzarme a comer una galleta mientras me sujeta los brazos (¿cómo me sujeta ambos brazos y al mismo tiempo sostiene una galleta?).

El tipo empuja la galleta contra mis labios cerrados, sin decir nada, tratando de hacer que la coma. Me resisto pero no puedo hacer nada.
Al mismo tiempo, la sensación de tener a este hombre sobre mi hace que mi cuerpo, de mis caderas hacia abajo, disfrute el contacto.

Y yo, confuso, trato de resistir esa galleta entre mis labios, al mismo tiempo que presiono mi entrepierna contra el hombre y....

...
...
en ese momento, me desperté.