lunes, 29 de diciembre de 2014

10 Cosas... Que No Sabían de Alex

Y probablemente no tenían interés en saberlas, pero aquí las tienen:

  1. A mis cinco años de edad, aprendí a leer solito, nadie me enseñó.
  2. Tengo pies de pato, mis dedos apuntan hacia afuera. Tal vez sea demasiado tarde para usar zapatos ortopédicos.
  3. Detesto cortarme las uñas y al mismo tiempo, detesto traerlas largas. Cada vez que veo que necesitan corte, lo pospongo lo mas posible, hasta que se vuelvo inevitable.
  4. Soy muy de comer algo cuando estoy deprimido o aburrido. Y siempre me arrepiento.
  5. Una vez me subí a un escenario a cantar y me abuchearon hasta que me bajaron: mi voz es horrenda.
  6. Soy muy desordenado y vale madres: me quito la ropa y la dejo en el suelo, pongo cosas encima de otras, mi cuarto (si es unicamente mio) siempre es un desmadre.
  7. Pero en otras cosas soy un maniático compulsivo: no estoy contento hasta mis archivos y mis MP3s están renombrados, ordenados y categorizados justo de la manera perfecta.
  8. Frecuentemente tengo sueños muy extraños, pero la verdad pocas veces los recuerdo más de unos minutos después de despertarme.
  9. Soy ligeramente claustrofílico y misántropo. Tampoco aguanto las multitudes.
  10. Siempre fui un ñoño total en la escuela. Mis materias favoritas son matemáticas (de todas, aunque prefiero Matemáticas Discretas y Cálculo) y Física.

jueves, 18 de diciembre de 2014

Rapidito

Un post rapidito, solamente para decirles que estoy haciendo cambios en el blog.

Pueden ver las páginas en la parte de arriba, que ayudan a separar el blog un poquito mejor. Están justo bajo el titulo del blog.
Por ahora solo hay 3 secciones medio escuálidas, pero espero pronto irlas llenando.

Esperen al menos otros dos posts antes de que termine 2014...

lunes, 15 de diciembre de 2014

Missed Connections — 3 —

Para leer la primera parte, haz click aquí. Y para la segunda, aquí.
-----
Después de que mi amistad con una pareja gay fallara, volví a perderlos de vista cuando me cambié por primera vez a Londres.
Pasó un tiempo y un día, de la nada, se me ocurrió mandarle un correo a Carlos. Después de unas semanas me contesto. Ahora vivía en Querétaro y había vuelto con Lalo. Tenían un buen departamento ya que sus trabajos les habían permitido hacer la mudanza.
Nuestros intercambios se volvieron mas y mas esporádicos, pasando meses e incluso años entre correo y correo. Pero, aun así se podía ver que el patrón seguía allí: vivían juntos, se peleaban, se separaban, volvían. Lalo tenia problemas para mantenerse en trabajos, ya que les perdía el interés o se metía en broncas. No duraba mas de un par de años en cada trabajo. Carlos lo ayudaba, lo animaba, pero en ocasiones no podía mas.
En el 2006, Carlos me confirmo que ya se había decidido a no volver con el. Que ya habían terminado en forma definitiva. Que aunque Lalo lo había buscado para que regresaran.  Carlos con mucho dolor, según me contó, se había mantenido fuerte en su decisión.
Después de eso, no supe nada de Carlos.
-----
Finalmente, y para no hacer el cuento largo, después de años sin saber nada de él, en 2012 una conocida publicó en su Facebook que Lalo había muerto. Yo no supe nada hasta que otras personas mandaron mensajes y se pudo establecer que se suicidó. Ya no pudo con sus problemas y decidió terminarlos de manera drástica.
Inmediatamente le mande un correo a Carlos... Rebotó, la cuenta de correo ya no existe.