lunes, 12 de mayo de 2014

Y Dale Con El FB

Como ya alguna vez he comentado, tengo una relación un poco rara con el Facebook.
No soy de esos que lo odian y no tienen cuenta, ni de esos que dicen que lo odian aunque tienen cuenta relativamente actualizada. Tengo mi cuenta, pero tengo realmente muy poca actividad. Como muchos desmemoriados, lo uso principalmente como recordatorio de los cumpleaños de mis amigos, lo cual considero una bendición.
Ahora, como ya lo saben, soy alguien ligeramente antisocial e introvertido. Y allí es donde el Facebook me da problemas.
Hace unas semanas, una compañera de la prepa, AHG, me contactó con solicitud de amistad. OK. Hace 18 años que no hablamos. Pocas veces he rechazado solicitudes de amistad, así que la aceptésin pensarlo mucho.
Esto llevó a que otro amigo común de la prepa, LAP, me mandara solicitud. Fuimos muy amigos en la prepa, pero la última vez que hablamos fue el milenio pasado! OK, lo acepté. Luego un amigo suyo me contactó. Allí estuvo la primera bronca. De este segundo tipo, tengo recuerdos muy borrosos. Tal vez hablé con él unas diez veces, hace dieciocho años? Tal vez? Rechacé la oferta sin pensar.
Ahora, otro tipo, PR, amigo mío por un par de semestres en la prepa me contactó poco después. Es amigo común con LAP aunque yo no recuerdo que fueran amigos en la prepa! Lo acepté.
Resulta que PR mantiene más contacto con ALGUNOS compañeros de la prepa que yo y pronto me vi inundado con solicitudes de amigos comunes. Bueno, jejeje, digo inundado porque me llegaron 3 en un sólo día. Y con las previas 3 eran 6 solicitudes en dos días.
Y de esas tres tuve que rechazar dos porque la verdad, aunque veo que tenemos conocidos en común, no recuerdo a los interfectos. Nada. Estuvimos en la misma prepa, pero no tengo idea de quienes son ni de porque me quieren contactar. La otra solicitud, de una chica DT que estuvo en mi primaria, en mi prepa y fue a la universidad con un par de amigas, la acepté.
Aparentemente el círculo de amigos que se juntaba en la prepa incluyendo a DT y PR tiene reuniones cada dos o tres años. Si bien todos son mis conocidos y con algunos de ellos mantuve amistad, no eran mi círculo entonces y no tengo contacto con ellos. Otros… mejor ni recordarlos.
Pero… aparentemente la nostalgia de “los buenos tiempos” los llevó a incluirme a mí (aunque no a LAP) en su mensaje multitudinario de “ya es hora de ir pensando en reunirnos, no?
Y allí ya no me gustó el asunto.

Widget

Despues de un buen rato, por fin logre reparar la lista de los seguidores del blog!
Ya no hay excusa para no suscribirse!