lunes, 23 de diciembre de 2013

The Good, The Bad And The Ugly

Este fin de semana Jon y yo vimos el Spaghetti western “The Good, The Bad And The Ugly” [“El Bueno, El Malo Y El Feo”] de Sergio Leone, que a pesar de su maratónica longitud (le faltan 3 minutos para 3 horas!) es ampliamente disfrutable.

Esta película (junto con algunas otras como “12 Angry Men” [“Doce Hombres En Pugna”], “Casablanca” y “Gone With The Wind” [“Lo Que El Viento Se Llevó”]) entran en esa categoría que vi alguna vez como niño y que pensé ZZZZZZZZZ. Antes de los 12 años vi pedazos de ellas en el canal cultural 22 o el del politécnico de México y se me hicieron completamente aburridas. Otro punto es que cuando eres adolescente, hay veces que piensas "A mis papás les gusta esta película... Aburrido."

Así que por unos años me resistí a verlas sin saber de lo que me perdía.

La primera que vi y quede impresionado fue “12 Angry Men”  en el canal 11 del IPN, una noche entre semana (creo que ya estaba en la universidad, así que fue cerca de 1996) y dije "WOW". A pesar del encierro y de lo lenta que se siente a audiencias modernas, la película te va atrapando y sólo quieres saber qué diablos pasa. La actuación de Fonda es genial. La volví a ver el año pasado en uno de mis ataques de insomnio y la recomiendo ampliamente.

Comentaba con Jon el hecho de que estas películas no pueden atraer a audiencias modernas ya que puedes describirlas con la frase "no pasa nada". Mientras series como “Rápido y Furioso”, “Duro de Matar”, “Transformers” y similares te bombardean con acción, explosiones, twists y revelaciones que se supone te sorprenden, muchas de antaño dependen en largas secuencias sin acción.

Y bueno, volviendo al tema, aunque creo haberles comprado a mis padres la trilogía completa la que pertenece esta película, nunca la había visto. Eastwood, Wallace y Van Cleef son unos pistoleros sin escrupulos que persiguen un tesoro de oro a traves del viejo Oeste. No dejan que tiroteos, injusticias,  matanzas, la Guerra Civil Americana, ni nada se les interponga. Si la pueden ver, se las recomiendo. Y no dejen que el nombre los engañe, es un misnomer: todos son malos.